Publicado el:
Ago
21
Institucional

Nuestro Programa de Ingeniería Ambiental cumple 20 años de contribuir a mejorar la calidad de vida del país

En los últimos años, el concepto de ambiente ha despertado la atención de personas, empresas y gobiernos.
ingambiental-elbosque

El manejo responsable de los recursos, la participación de la comunidad en la construcción de soluciones y el mejoramiento de la calidad de vida han sido tres de los pilares en los que se sustenta el Programa de Ingeniería Ambiental, que cumplió 20 años de su nacimiento.

Por eso, celebramos como institución la influencia que ha tenido el Programa a lo largo de su trayectoria, gracias a la cual, concebimos la diversidad biológica y cultural como una oportunidad de potenciar el desarrollo y construir país.

A través de los proyectos de investigación nacionales e internacionales, las salidas de campo a lo largo del territorio nacional y el trabajo con las comunidades, Ingeniería Ambiental ha demostrado su compromiso para mejorar las condiciones ambientales en el país. Es así como, en los últimos años ha impactado de forma directa a más de 1.200 egresados y 45.000 pequeños productores por medio de su presencia en 20 departamentos.

Nuestros ingenieros ambientales están en capacidad de afrontar y resolver las exigencias en materia ambiental que la sociedad plantea. Pueden desarrollar políticas, sistemas, planes y modelos de gestión ambiental que respondan a las necesidades de cada contexto en el que se desempeñan.

Te puede interesar: La voz de las víctimas, la temática principal de la Cátedra de la Paz

Es gracias a ellos y su maravilloso equipo docente y administrativo, que el Programa de Ingeniería Ambiental fue reconocido por su calidad el pasado 12 de junio de 2019 con la segunda renovación de alta calidad.

Este reconocimiento, entregado por el Consejo Nacional de Acreditación, demostró la alta calidad de aspectos propios del Programa. Su director, Kenneth Ochoa, agradeció a la comunidad universitaria que participó en este proceso y reconoció su valor al aportar a “la construcción de una sociedad justa, responsable y más sostenible”, ofreciendo esperanza a las generaciones que están enfrentando y enfrentarán los problemas ambientales del mundo.

Por otros 20 años más, ¡felicitaciones!